17.4.09

Penique Productions



Antes de marchar en semana santa tuve la suerte y el honor de asistir como espectador excepcional a la obra de Sergi Arbusa y Pablo Baque.
Un enorme globo amarillo llenaba un espacio vacío de la sala. Y es que la intención de estos artistas es de lo más ambiciosa. Espero que sigan adelante y nos deleiten pronto con nuevos inflables.