28.10.08

Primer contacto con cámara de placas


Las improvisaciones son mejores cuando se las prepara.
William Shakespeare



El estudio fotográfico es complicado. Muy complicado. Sobretodo si no sabes qué es lo que quieres hacer.
- ¿Escogemos a alguien del grupo para que dirija la sesión?- pregunta alguna al epezar la clase.
- Venga, va, dos que dirijan al grupo- responde Jordi-. Tú- dice señalándome-, y tú- señalando a otra-.
Espero que me haya elegido porque tenga pinta de espabilao o porque crea que tengo madera de líder, no solo porque me tenía enfrente y se la sudaba quién dirigiese a quien. Porque está claro que, tal y como están las cosas, él sabe que aquí nadie va ha dirigir a nadie. Estamos más verdes que el recluta patoso el primer día de instrucción.

- Chorradas!!, ponte de rodillas, pichafloja. Ahora ahogate.
¡¡No me jodas!! Con mi mano, caraculo.

No tires de mi mano hacia ti. He dicho que te ahogues, no que te ahogue yo. Venga, ven hacia aquí, y ahógate.
¿Has acabado de sonreír?.
- ¡Señor, sí, señor!
- Más alto, coño. No te oigo.
- ¡¡Señor, sí, señor!!
- Sigo son oírte. Grita como si tuvieras huevos.
- ¡¡¡Señor, sí, señor¡¡¡
- Así está bien, ponte en pie. Recluta Patoso, quiero que pierdas el culo hasta que cagues pepitas de oro sobre mi cabeza; y si no lo haces te voy a joder vivo.
- ¡Señor, sí, señor!

Me miran todas esperando algo de mí. En otras circunstancias habría estado encantado, pero ahora no tengo ni idea de qué va la cosa. No tengo nada que ofrecerles para saciar sus peticiones. Pero, ¡me cago en la ostia!, han nombrado a dos. ¡Que miren a la otra! De todas formas no puedo defraudarlas. Ponemos mil rulos de papel en la pared para crear un escenario. Vale... "¿Y ahora qué?" suelta una... "¿Y las luces?" suelta otra...
Pero ¿yo que coño sé?
...
Bueno... al final, tras moverlo todo cien mil veces en todas las dimensiones posibles dentro del estudio, acabamos haciendo cuatro fotos.

En el escenario del crimen se encontró esta funda de una polaroid para cámara de placas.