14.7.09

Les Rencontres photographiques d'ARLES


10/07/2009 ; 16:03 ; parada de Badal, Carrer de Sants, Barcelona ; mucho calor
El grupo C (de Calvario) compuesto por Irene, Cathy y Chamo se reúne al completo. Previo paso por Mercadona y buen aprovisionamiento de comida sin gluten y botellas de ron, despega la lanzadera dirección Arles.

10/07/2009 ; 16:52 ; Carrer d'Esteve Terrades, (todavía) Barcelona ; muchísimo calor
El dispositivo de transporte del grupo C se resiente de inesperados calores que desembocan en humareda alarmante procedente del interior del capó. La densidad de vehículos en la zona es muy elevada y el humor de los pilotos echa tantas chispas como nuestro coche.
Un de los tripulantes se queja de fuertes dolores internos (consecuencia de abuso de alcohol la pasada noche, falta de descanso, y fenómenos paranormales de su condición femenina); otra retiene sus ansias de aniquilar a todo el personal del garaje de reparación de VW y el tercero simplemente mantiene un pulso con sus parpados que parecen pesar más que nunca. El cuadro es desolador.
Finalmente, cerca de las 19:47, tras la obra de un mecánico ambulante, parece que el vehículo arranca de nuevo y la tripulación del grupo C puede retomar el camino.

10/07/2009 ; 23:26 ; Camping City ; Arles ; un poquito de rasca
El grupo C se reúne en la parcela 49 de Camping City con el Grupo A (de Avanzadilla) compuesto por Israel, Marta, Elisa y Joaquín, y el mini-grupo B (de Bi-celular) compuesto por Paula y Rubén. Joaquín está atacado por un irrefrenable ataque de risa y mientras los mosquitos se ponen las botas con nosotros. La operación de montaje de los refugios se culmina pese a la falta de visibilidad. Todo un logro.

______________


El festival de fotografía se hecho con todo el pueblo de Arles. En cada rincón hay una exposición y en algunos rincones galeristas son acechados por individuos cargados de carpetas. En un rincón del pueblo se extiendes los Atéliers en un área llena de antiguas fabricas con un encanto especial.
Duane Michals se lleva todo el protagonismo, pero otros como Giorgia Fiorio o Brian Griffin no pasan desapercibidos.