12.6.09

Sorpresa Sorpresa

Bien.
Anoche Joaquín se lo curró mil. Un sueño hecho realidad. Una de esas cosas que borrar de la lista.
Anoche Joaquín nos trajo un proyector al taller. En el preciso instante en el que la pantalla del escritorio se proyecto en la pared mil millones de ideas se proyectaron en mi mente.
Vale... las primeras ideas que te vienen a la cabeza son muy divertidas (que si jugar al pro, que si ver unas pelis...) pero esto tiene muchas posibilidades. ¡Oh, sí! Ya lo creo.


Así que nos hicimos unos partidos al pro y nos vimos un trozo del peliculón Howard, the duck... ¿qué pasa? al principio hay que empezar por lo facil.


El cielo, al lado de un proyector, está más cerca.