13.3.09

La cámara rascográfica

Los últimos carretes revelan que la Welta-Freital (o como quiera que se llame) no es una cámara que deba seguir utilizando en caso de querer otra cosa que ralladuras, rascaduras, arañazos, desenfoques absolutos y demás abominaciones.

Por otra parte los colores de las fotografías en color son bastante chulos y el desenfoque o movimiento podría dar resultados interesantes para futuros proyectos. Es posible que un día de estos pase un ratito a intentar limpiar esta pieza de museo dado que la obtención de negativos de 6x9 siempre es una motivación para posibles ampliaciones.

1 comentario:

Joaquin Reyes Lettieri dijo...

pues deberias seguir tirando con ella, ya que salieron buenas imagenes, solo tenes q tener más claro lo del enfoque
porque por todo lo demas estaban chulas las imagenessssssss