28.11.08

The End?

Finalmente ha llegado el momento de entregar el trabajo. Un trabajo que se empezó con ganas y empeño y que se ha acabado, como casi siempre, con prisas y poco rigor.
No hay más...

24.11.08

Anarchy in my mind


Vaya... Las malditas dioptrías de la cámara me han vuelto a engañar... las fotos estaban desenfocadas...

21.11.08

Más cerca del fin del final


"Todo aquel que ha hecho primero de ufología lo sabe... y punto."
Miguel Vayne

20.11.08

Más vale tarde que nunca

sanguina sobre papel


Bueno... ya era hora. He vuelto al dibujo con ganas. Tras esa temporada sombría de decepción y desgana me he vuelto a plantar delante de un papel para dibujar. Ha sido reconfortante que a la profesora, Gloria Pandis, le pareciese positivo mi trabajo de hoy. He salido orgulloso y con ganas de volver. Y más me vale seguir así.

18.11.08

Final de una etapa?


Métro, roue de bicyclette, Pau (dit le fumeur), Richard Avedon et la marque du démon
París, Francia, 2008


Será eso cierto? Dicen que por fin tienen mis notas. Hasta que no lo vea, el ciclo todavía no está cerrado...

14.11.08

Empty Space































Empty Space
Essaouira (As Suwayrah), Marruecos, 2006


El árbol de la ciencia es fuente de infelicidad para quienes se alimentan de sus frutos. La capacidad de ver que estos otorgan dan lugar a la amargura existencial, el hastío, la angustia, la melancolía del pasado y la incertidumbre ante el futuro.
No sé qué comí que estos síntomas me están afectando...

Défoncé de stationner *

Défoncé de stationner
París, Francia, 2008


* nota del traductor: juego de palabras tremendo, solo a la altura de los más grandes, entre las expresiones défense de stationner, que significa prohibido aparcar, y défoncé de stationner en la que se puede leer tanto "colocado de aparcar" como "hundido por aparcar"... pues ya me tiene hundido la foto esta con eso de "si le faltan blancos para el ejercicio" o "le falta contrsaste para el ejercicio"... bah... al carajo... mañana una nueva.
bffffff...

9.11.08

Eclipsador de lunas

"Tendemos a ser estanques más bien turbios, con multitud de capas de barro y mugre en suspensión, y son las corrientes más extrañas las que agitan lo más hondo de nuestro ser."
Aquélla, reflexiono Rab, era la forma que tenía aquel capullo de decir que jamás podemos llegar a conocernos unos a otros de verdad.

Irvine Welsh
Cola

La sombra como personaje principal.
No fue fácil convencer a Goliath para una sesión fotográfica, pero finalmente accedió.

5.11.08

Capitán Nemo

Hoy he vuelto a sumergirme en el laboratorio de foto... No, perdón... Hoy he sumergido el laboratorio de foto.

Hemos empezado con unos retratos sin demasiada reflexión con el grupo de Estudio Fotográfico (esta mañana el equipo estaba diezmado por las bajas de los compañeros, seguramente caídos a causa del inesperado frío invernal). Del grupo encontré afinidad fotográfica con Cristina, que me acompañaría en todo el proceso de captura, revelado y primeras ampliaciones de los retratos.


Ha sido una jornada productiva. Tras revelar por primera vez un carrete de medio formato (estas cosas en las que un fallo es fatal son muy tensas cuando eres primerizo...), hemos desaprovechado la que quizá (espero) sea la única oportunidad que tendremos de hacer unos largos en el laboratorio.

Para acabar he hecho unas ampliaciones. Poniendo en práctica ciertos trucos con reservas y variación de grados.

Poco después el Barça ha empatado. Algunos suizos han sido felices...

3.11.08

Hitchhiker's Choice Tour


Hitchhikers
Oslo, Noruega, 2008

Por fin he acabado de colgar las fotos del viaje en el Flickr.
Ha sido una tarea complicada pero en la que he acabado aprendiendo acerca del mundo de la fotografía de reportaje. De hecho, he aprendido más en el momento de la selección de fotos que en la captura de las mismas. Aunque, todo sea dicho, no estuve demasiado por la labor durante el improvisado road trip.
Casi de un día para otro decidimos salir hacia el norte y me llevé conmigo la Canon EOS 400D y la Holga. Finalmente, estoy más satisfecho del resultado de las fotografías de la cámara lomográfica que no del de la digital. Esto tiene una explicación y se basa en la preparación del proceso de documentación del viaje, que fue inexistente. Es decir, que el momento de reflexión más importante en el caso de querer hacer bien cualquier cosa nunca se llevó a cabo. De ahí que no exista cohesión ni coherencia alguna en las fotos del viaje entre sí. Por eso, tan solo las fotos tomadas con la Holga guardan puntos comunes entre ellas.

Voy a tomar como ejemplo el primer reportaje que me viene ahora mismo a la mente: Errance de Raymon Depardon. Antes de comenzar este viaje errante por Estados Unidos, Depardon se impone unas reglas a seguir en todo su recorrido fotográfico. Desde el principio utilizará siempre un encuadre vertical dejando el horizonte en mitad de la fotografía. Todas las fotos son en blanco y negro y, creo recordar que todas están hechas con la misma cámara y el mismo objetivo. También diría que decide utilizar un focal muy cerrada, dado que la gran mayoría son vastos paísajes desiertos (tema recurrente de este fotografo).
Finalmente, el resultado es lo que se espera de un buen reportaje. Existe una indudable coherencia y no hay ninguna foto que parezca no pertenecer a la serie.


Es posible que esto acabe resultando aburrido o repetitivo, pero es innegable que es un trabajo bien hecho.

En realidad, un reportaje no era para nada el fin del viaje, que fue más bien una excusa para darse a la fuga. De todos modos, cuando quise mostrar las fotos me sentí pérdido. Mientras viajavamos, les pedía en el último momento a los amables conductores si les podía hacer una foto. A algunos no les hacía mucha gracia y a los que no me hacían gracia a mi, ni siquiera se lo pedí. Así que, a parte de no hacer buenas fotos, hice pocas.

Otro error fue en el positivado (en este caso digital, obviamente). Si, al menos, hubiese recortado todas a un mismo tamaño, dado una gama de colores precisa o todas en blanco y negro, la gran pifia anterior habría sido maquillada.

Al fin y al cabo, de los errores se aprende y, por suerte, este reportaje no tiene más valor que el contar una historia de un viaje por azar, sin fechas ni ruta fija y casi, sin meta.

Ópera entre el mar, el cielo y la tierra
Oslo, Noruega, 2008